No es magia, es ligh painting

Acuarelas, pintura acrílica, lápices de colores, carboncillo, gises pastel y muchas más herramientas en las que piensas cuando mencionan la palabra “pintar”, pero ¿con luz? ¿Te resulta difícil de creer?

Si lo pensamos bien, es algo que tiene demasiada lógica, porque después de todo la fotografía no podría existir sin la luz, más sin embargo existe una técnica que se enfoca de lleno a explotarla y crear escenas increíbles con la luz como principal personaje.

NO ES MAGIA, ES LIGHT PAINTING.

El light painting o “pintar con la luz“, es una técnica que consiste, como su nombre lo indica, en realizar fotografías pintando con haces de luz. También se conoce como fisiograma.

Esta técnica consiste en capturar el movimiento de la luz, y con ella realizar trazos y formas, ya sea moviendo la cámara o bien moviendo el objeto que emite el haz de luz. Cualquier fuente de luz es válida para realizar light painting, ya que con lo que se juega no es solo con la luz, sino igual con los valores de apertura y obturación, para así conseguir diferentes resultados.

Light-Painting-Project-7

¿QUÉ SE NECESITA?

El light painting es una técnica sencilla, que principalmente requiere de práctica y experimentar con las diversas combinaciones de luces, valores de apertura y la obturación, para así conseguir los resultados deseados, es por eso que aparte de los materiales físicos, se requiere tener paciencia y divertirse, para que la práctica sea más amena.

En cuanto a materiales, se requieren 4 cosas básicas:

  • Cámara. cualquier cámara que nos permita ajustar los controles de forma manual, será suficiente.
  • Tripié. Se requiere hacer largas exposiciones, por lo tanto, el tripié es indispensable.
  • Oscuridad. Basta con un lugar relativamente oscuro, como exteriores aislados, interiores cerrados y con luces apagadas, para que la luz se capture con más intensidad.
  • Fuentes de luz. Linternas, lámparas o cualquier otro elemento que se emita luz.

light painting_4ad3bb2f2bcc3

¿CUÁL ES EL TRUCO?

Ya contando con todos los elementos citados anteriormente, procedemos al proceso. 

  1. Busca el lugar adecuado. Cuanto más oscuro, mejor se verá el efecto.
  2. Monta la cámara en el tripié, asegurándote que quede firme, que el suelo no esté desnivelado y no vaya a provocar algun movimiento involuntario.
  3. Configura el ISO y selecciona el menor valor posible.
  4. Selecciona un diafragma f/8, como referencia, y haz una foto para comprobar si es necesario abrir o cerrar más el diafragma.
  5. Selecciona enfoque manual antes de disparar.
  6. Selecciona una velocidad lenta, de entre 10 a 30 segundos, dependiendo de la cantidad de luz que quieres captar y de la complejidad y cantidad de trazos que deseas realizar.
  7. Dispara, y no toques la cámara hasta que termine la exposición.
  8. Inmediatamente dibuja con tu fuente de luz lo que quieras, y apunta hacia la cámara para obtener mejores resultados.

light-painting-starwars-vs-startrek-02-900x600

Como puedes ver, no es difícil manejar esta técnica, y no requiere de grandes herramientas costosas, lo principal es practicar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s